Mensaje de la Sra. Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO

Al celebrar la décima edición de este Día Mundial, observamos cómo el año que acaba de terminar ha puesto de manifiesto hasta qué punto la radio, este joven medio de comunicación de 110 años, sigue siendo esencial para nuestras sociedades contemporáneas.

La pandemia nos ha recordado su gran valor añadido: con un índice de penetración superior al 75% en los países en desarrollo, la radio sigue siendo el medio más accesible. Por ello, la radio ha sido un instrumento fundamental en nuestra respuesta frente a la crisis.

La radio ha contribuido a salvar vidas gracias a la transmisión de instrucciones sanitarias, la difusión de información fiable y la lucha contra los discursos de odio. La UNESCO ha aprovechado este potencial produciendo mensajes de audio libres de derechos en 56 idiomas y ofreciéndolos a emisoras de radio de todo el mundo para contrarrestar los falsos rumores.

Además, la radio ha permitido mantener la continuidad del aprendizaje en comunidades a las que solo se podía llegar a través de ella. De este modo, la UNESCO, con la Coalición Mundial para la Educación, ha desarrollado una auténtica pedagogía de las ondas.

Por ejemplo, en la República Democrática del Congo, nuestra Organización ha elaborado y difundido contenidos educativos que han sido retransmitidos por radios comunitarias para más de 4 millones de alumnos. Como vemos, la radio sigue siendo un medio de comunicación indispensable, que demuestra día a día su resiliencia y su capacidad de innovación.

En este siglo de las imágenes, la radio sigue siendo la compañera de nuestras mañanas, el eco de nuestras noches, el espejo íntimo de un mundo que hay que escuchar para poder comprenderlo. Con el universo de las radios web, los pódcast, los teléfonos inteligentes y las nuevas tecnologías, la radio está floreciendo en una verdadera segunda juventud.

Con el tema de esta edición del Día Mundial de la Radio, “Nuevo mundo, nueva radio”, se reafirma el papel central de la radio, en el presente y en el futuro. Porque necesitamos más que nunca este medio de comunicación universal, humanista, portador de libertad.

Porque, sin la radio, el derecho a la información, la libertad de expresión y, con ella, las libertades fundamentales, se verían debilitados; también la diversidad cultural, ya que las radios comunitarias son las voces de quienes no tienen voz.

En este Día Mundial de la Radio, la UNESCO hace un llamamiento a todas las personas —oyentes, profesionales del sector audiovisual y radiodifusores— para que celebren la radio y sus valores y promuevan la información fiable como un bien común.

Fuente: https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000375444_spa



Categorías:Aniversario

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: