Antonio Castilla, pionero de la Radio en España

El Marconi jerezano

Antonio Castilla López nacería en Jerez de la Frontera, en el número 7 de la calle Pollo, el 12 de enero de 1886, según consta en su partida de bautismo de la iglesia de San Miguel. Su padre, Manuel Castilla, era un maestro de primaria, con intereses en sector del vino. Estaba casado en segundas nupcias con Rosario López.

Realiza sus estudios en el Instituto Provincial de la ciudad, donde Castilla da muestra de ser un joven de inteligencia despierta. Con 18 años se incorpora a la Estación Telegráfica de Cádiz.

Entre 1904 y 1908 acompaña a Balsera, también telegrafista, en una serie de experimentos. Castilla será su “eficaz discípulo”, pero que en “muchos aspectos le superará”, como nos dice el periodista, y profesor, Antonio Checa, en su “Historia de la Radio en Andalucía”.

De Cádiz lo destinan a Madrid, para pasar a Barcelona, donde permanecerá ocho años. En 1910 contraerá matrimonio con Mercedes Rovira y Roig; de esta relación, que se malogrará, nacerá Rosario Castilla Rovira. Su hija se criará en Jerez, con su tía Rosario, donde casará con Manuel Esteve, futuro director de la Biblioteca y Museo de Jerez.

Al poco tiempo de su regreso a la capital, en 1915, realiza productivos viajes a países como Francia, Inglaterra e Italia. En Estados Unidos obtiene el título de ingeniero en radioelectricidad, llegando a colaborar con el mismo Lee de Forest (1873-1961), considerado el padre de la radioelectrónica e inventor del triodo.

De regreso a España en 1916 trabaja en varios encargos oficiales como son la creación de varias emisoras de radiotelegrafía situadas en la capital bajo titularidad estatal: la de la Marina de Guerra, la del ejercito y la del Palacio de Comunicaciones, ésta última considerada como un modelo para otros países europeos. Otro hecho relevante es la comunicación por radioteléfono entre Madrid y el Pardo, mediante transmisores construidos bajo su dirección.

El año 1917 será un gran año para nuestro paisano. Con el apoyo de socios capitalistas de Bilbao constituye en Madrid la Compañía Ibérica de Telecomunicación, la primera que estableció la industria de Radio Electrónica, fabricando los primeros tubos electrónicos y los equipos transmisores y receptores hechos en España.

Entre 1917 y 1924 registrará 21 nuevas patentes. Se encargará de suministrar equipos de radiodifusión al ejercito y a los radioaficionados. El personal de la fábrica era exclusivamente español, teniendo que vencer en muchos momentos los problemas de la falta de material para la fabricación de válvulas. Sin embargo sus éxitos continuarán. Dos hechos destacan sobre los demás: consigue mantener al rey, Alfonso XIII, comunicado el yate Giralda con tierra durante una travesía por el Cantábrico, y equipa con los nuevos aparatos de comunicación a los barcos de la Compañía Isleña Marítima.

El Jaime I, en su viaje a Palma de Mallorca, mantuvo perfecta comunicación con el puerto de Barcelona por telefonía sin hilos, siendo la primera vez que esto se realizaba en España.

Otro evento que sobresale en su vida profesional será la conferencia que con el título de “La Física del tubo Electrónico” impartirá en 1920 en el Paraninfo de la Universidad de Valencia. La finaliza con la retransmisión de un concierto desde el Palacio de la Exposición, escuchado a través de un solo receptor por un numeroso público.

Fuente y resto del articulo : Diario de Jerez



Categorías:Historia

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: