Por qué ha regresado la tecnología de radio de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría

Las retransmisiones de onda corta, prácticamente en desuso, han vuelto gracias a su capacidad para evitar el bloqueo de telecomunicaciones que Rusia ha llevado a cabo desde que inició la invasión de Ucrania.

Es probable que usted ya no tenga en casa un transistor capaz de sintonizar la onda corta, entre otras cosas porque su radio es su teléfono móvil. No solo es probable, sino lógico y acorde a los tiempos de hoy. Pero esos transistores, que en la actualidad siguen a la venta a precios más que asequibles, son todavía de enorme utilidad para sortear la censura en tiempos de guerra.

El pasado 1 de marzo, el ejército ruso atacó la principal torre de televisión en Kiev y provocó cortes de programación. No tan espectacular pero más grave es que Rusia ha procedido a bloquear el acceso a medios extranjeros y redes sociales. Todo ello acompañado de una nueva ley que castiga con cárcel lo que el régimen de Vladimir Putin llama “desinformación”.

Como resultado de esta política de amordazar a medios de comunicación, cadenas como la BBC, la Deutsche Welle, Voice of America, Radio Free Europe/Radio Liberty y Meduza han quedado fuera de línea en Rusia.

¿Cómo reaccionar ante este secuestro informativo? Una alternativa ha sido buscar servicios de internet que ocultan su ubicación y que, por tanto, eluden las restricciones de acceso. Y otra, inventada hace décadas aunque en desuso, ha consistido en recuperar las transmisiones de radio de onda corta, enormemente populares tanto en la Segunda Guerra Mundial como en la Guerra Fría.

Vuelve la onda corta de la BBC

La británica BBC interrumpió en el año 2008 este tipo de retransmisiones en Europa, pero muy recientemente las ha recuperado porque, como subraya, el director general de la cadena pública de Reino Unido, Tim Davie, “la verdad es la primera víctima de la guerra”.

“En un conflicto donde abunda la desinformación y la propaganda, existe una clara necesidad de noticias fácticas e independientes en las que la gente pueda confiar”, dijo Davie a la hora de anunciar que la BBC recuperaba la onda corta para Ucrania y parte de Rusia.

A diferencia de otro tipo de transmisiones, las frecuencias de onda corta pueden recorrer largas distancias por el aire y ser sintonizadas en radios portátiles de muy bajo coste.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la onda corta sirvió para que tanto los nazis como los aliados difundieran información entre la población. Pero su mayor uso se alcanzó años después, durante Guerra Fría, cuando los países de Occidente en particular hicieron llegar de esta manera sus mensajes más allá del Telón de Acero a los ciudadanos de la entonces Unión Soviética.

Esa misma onda se empleó también, por ejemplo, para entregar despachos de guerra a los soldados durante la guerra del Golfo Pérsico e incluso para enviar códigos a espías en Corea del Norte.

El caso de Radio Exterior de España

Otras cadenas como RTVE no han tenido que recuperar su servicio de onda corta porque no ha dejado de funcionar desde su inicio, en plena Segunda Guerra Mundial. Se estrenó en marzo de 1942 y por entonces estaba a las órdenes del régimen franquista como hilo para los españoles que se hallaban en el frente, así como para emigrantes y marinos.

Las emisiones en onda corta de Radio Exterior de España, el canal internacional de Radio Nacional de España, llegan a Ucrania y Rusia tanto en español como en ruso y contrarrestan de esta manera la censura que están sufriendo tanto las cadenas, como las webs y las redes sociales. Todo ello ha dejado al descubierto con toda crudeza lo vulnerables que son las infraestructuras para los nuevos tipos de telecomunicaciones y lo sólidas que lo son las antiguas.

La onda corta, más allá de la guerra

Hoy en día y más allá de la guerra, la señal española en onda corta sigue siendo estratégica para la flota pesquera española y para las fuerzas de seguridad repartidas por confines remotos. Radio Exterior también es un medio muy valioso para misioneros españoles y cooperantes y todos aquellos trabajadores en los lugares más imprevisibles, como plataformas petrolíferas. El servicio público además es aprovechado, según subraya RTVE, por cientos de miles de extranjeros interesados por la cultura española.

Fuente: https://www.larazon.es/tecnologia/20220418/sdjhndlofzevdkru7wyz2hoxsq.html



Categorías:Tecnologia

Etiquetas:, , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: